Soy Ramona, hueca por dentro, hecha con arcilla llena de impurezas, cocida en un horno de fabricación casera extremadamente ineficiente, pero cocida al fin y al cabo. No estoy esmaltada, mi creador creyó conveniente embadurnarme con diversos productos (y subproductos, digámoslo todo) que son los que han dado este tono tan divino a mi piel. No soy una cualquiera, represento a la Gran Paridora, a Pachamama, a la Madre Tierra y a la Diosa Isis.

Hola, soy Romeu el Pensativo. En todo igual a Ramona salvo en las dos dolorosas fracturas, de cráneo y de cadera, producidas durante mi cocción. Represento a un pensador un poco descerebrado.

¡...aaaaauuuuhhhhaaaa! Yo soy Ramona Bostezando. También estoy gordita y, aunque soy hueca, peso un quintal. Resulta que cierto producto con el que me untaron hizo que me craquelara de tal manera que a través de las grietas podía verse mis entrañas. Consecuentemente no estoy cocida, fui sumergida en cemento cola, el de poner baldosas, extraida y puesta a secar. Después pulida, bruñida y coloreada. Todo muy aburrido, por eso bostezo. Y eso represento: la modorra y el aburrimiento.

Hola. Me presento: Romeu el Músico para servirle. Soy de arcilla roja comprada. Hueco y cocido pero no esmaltado: los Dioses quisieron ponerme una pizca de betún de Judea y frotarme después. Aunque resulte difícil de creer, conozco a Beethoven y represento a los músicos.

A mi me llaman Romeu el Listo. Soy mazizo. No estoy cocido ni esmaltado. Fui modelado con arcilla de la fuente por mi Creador y algún día volveré a ser arcilla, ésta vez probablemente sin Su ayuda. Mi color rojizo se debe a productos químicos absolutamente ajenos a la cerámica y, aunque haya sido creado con tanta torpeza, represento al listo de la tribu. Nuestro padre es sin duda un aficionado, bastante chapucero e ignorante; pero es lo que hay.

Soy Ramona Glotona. Pese a ser de arcilla blanca, purísima, peté por todas partes al ser cocida. Mi integridad es virtual. No soy, en realidad, mas que un montón de fragmentos olvidados en un cajón ¡Snif!. Fui pensada para representar la glotonería (además de la fecundidad y tal y cual).

Hola cariño, soy Ramona la Coqueta. Monísima, hueca, modelada con arcilla blanca y perfectamente cocida. Solo me falta una capa de esmalte y un poco de calor para acabar de estar deslumbrante. Represento, salta a la vista, la belleza femenina.

Yo soy Ramona Oledora: hueca, arcilla roja comprada, cocida y cubierta de un engobe negro y otro verdoso a la espera de una capita de esmalte. Soy única, no como esas gordas, y no necesito representar, significar o emular a nada ni a nadie ¿Vale?

Hoooola... soy Ramona la Cachonda. Hecha de la más blanca de las arcillas, cocida y elegantemente esmaltada. Soy la figura más evolucionada de toda la tribu. Represento el erotismo y la voluptuosidad.

Yo soy Romeu Primitivo. El más antiguo de todos. Soy mazizo, no estoy cocido y fui conformado a partir de barro de la fuente. Estando fresco, recién hecho, sufrí el ataque de un combinado de vinagre y ácido tartárico que provoco la efervescencia que dio lugar a mi piel, texturada y corroida. Represento lo primitivo, la esencia de nuestra estirpe.

Hola ¿Que tal? Soy Ramona Sin Moño. Maziza, sin cocer y coloreada con ya ni me acuerdo qué. Represento más o menos lo mismo que mis compañeras. Adios.

Soy Romeu Cabezón. Mi aspecto ruinoso se debe a que la arcilla de la que estoy hecho, repleta de chinitas de caliza, materia vegetal y algún que otro bicho, reacciona mal con el calor. No he estado en ningún horno, por eso sigo casi entero. He sido calcinado entre las brasas de la chimenea y los carbones de la barbacoa. Ello provocó mi lamentable estado actual. Voy desaciéndome poco a poco en la repisa donde fui abandonado y que será el último sitio donde esté. Me temo que represento la decrepitud.

Soy Ramona Bebiendo, gup, glup, glup...

¡Glop, glop... y yo Romeu El Negro.

Cuadros.

Cuadros.
Puerta a las vías. Acrílico sobre lienzo, 50x70......................................Kika, 70x90.

Detalle.

Need for speed. Acrílico sobre lienzo, 70x90.........................................Kika, 18 kg.

Detalle.

Caballitos. Acrílico sobre lienzo, 50x60.

Detalle
No hay ninguna entrada.
No hay ninguna entrada.